¿Amas tu trabajo?

Como incrementar su felicidad y bienestar en el trabajo

De Susanne Barth – Publications Manager

Mi primer jefe una vez me dijo que un trabajo debería ser divertido, darte dinero y marcar la diferencia, de lo contrario no valía la pena gastar tiempo en él. Recordé sus palabras cuando comencé a pensar en este artículo. No hace mucho tiempo, la gente no creía necesariamente que la felicidad y el trabajo iban de la mano. Era bueno tener un empleo interesante y bien remunerado y una carrera prometedora, pero la felicidad no estaba incluida en él. La felicidad era estar con amigos después del trabajo, disfrutar de fines de semana libres con tu novio, la vida privada en otras palabras. Si miramos atrás en la historia, los hombres ricos nunca fueron fanáticos del trabajo. Podían emplear su tiempo en la filosofía, en el dibujo, en la caza o en cualquier otra cosa.

Los tiempos han cambiado. El trabajo tiene un papel cada vez más importante en nuestra búsqueda de la felicidad. La gente no solo quiere ganarse la vida, quieren identificarse con su trabajo y sentirse realizados. Además, están dispuestos a trabajar duro, algunas veces demasiado duro. La felicidad es un tema que incluso se está considerando en el ámbito político hoy en día. Este año la ONU publicó su segundo Informe sobre la felicidad mundial. Los países más felices son Dinamarca, Noruega y Suiza. Leo Bormans, autor del best seller internacional  “El libro mundial de la felicidad1, incluso se atreve a decir que la economía occidental está pasando de ser una economía monetaria a una de satisfacción.

Sin embargo, cuando miramos las estadísticas sobre la felicidad en el trabajo, los resultados no son tan prometedores. Un estudio de  Stepstone2, para el cual se entrevistaron más de 13,582 empleados en Europa, muestra que la felicidad en el trabajo es limitada. La gente es feliz en su vida privada. Esto realmente no me sorprendió, porque el tiempo libre es (al menos para mí) ese tiempo especial en el que la vida se vuelve más colorida y en el que te sientes libre. Gallup descubrió que solo el 20% de los trabajadores cree que puede sacar a relucir sus mejores habilidades y cualidades en el trabajo diario. El 65% de los estadounidenses no recuerda haber recibido ningún comentario positivo en el trabajo durante el mes anterior. Esto también puede ser una razón. Fue revelador leer que la gente se siente menos feliz cuando sus jefes están presentes. Esto demuestra que para los gerentes todavía es difícil construir relaciones de confianza.

¿Qué hace feliz a la gente en el trabajo?

En su charla TED, Alexander Kjerulf va un paso más allá. Según él, hay dos razones que determinan la felicidad en el trabajo:

1. Resultados significativos no se refiere a completar una tarea o cumplir con una fecha límite. Es el sentimiento de que su trabajo tiene sentido, contribuye a algo y marca la diferencia.

2. El 80% de nuestros sentimientos positivos vienen de buenas relaciones. Respetarse los unos a los otros trabajar mano a mano, charlar durante los descansos y hablar sobre algo que no tenga que ver con el trabajo da energía. Las buenas relaciones también lo ayudan a ser perseverante en tiempos difíciles.

¿Cómo se siente con respecto a su trabajo?

Si no está contento con su trabajo, esto podría tener un impacto negativo en su vida privada. Responda rápidamente a estas preguntas para ver si está disfrutando o no de su trabajo:

  • El domingo por la noche, se siente motivado cuando comienza a prepararse mentalmente para su próxima semana?
  • ¿Se siente bien al levantarse por la mañana o desea que el día de trabajo pase rápido?
  • ¿Elegiría trabajar para su empresa otra vez?

Persiga sus sueños y regrese 

Normalmente, la gente comienza a trabajar con gran entusiasmo, pero tras un período de tiempo más largo, algunas veces se frustra y, al final, está cansada de trabajar. Montañas de trabajo, muchas horas, un mundo limitado a cuatro paredes, y un escritorio y el sentimiento creciente de que no se tiene una vida apropiada pueden hacerle sentir deprimido. ¿No sería genial dejar la rutina atrás, tomarse un descanso y comenzar de nuevo con energías renovadas?

Capital, una revista alemana muy reconocida, recientemente publicó un extenso artículo sobre los años sabáticos. Parece que ahora se está volviendo respetable incluso para los gerentes tomarse un descanso y atreverse a hacer algo nuevo. No hace mucho tiempo atrás, esto aún era un tabú. Uno de cada dos empleados sueña con tomarse un descanso, pero solo el 4% lo hace realmente. Viajar por decenas de países, vivir de mochilas, disfrutar la vida simple, trabajar en proyectos sociales o incluso establecer su propia empresa, hay infinidad de formas de recargar las pilas. Algunas empresas ya apoyan a sus empleados con programas fantásticos. Solo en SAP, 650 empleados se tomaron un año sabático el año pasado. La nueva actitud receptiva de las empresas se debe probablemente a que quieren retener a los buenos empleados y evitar el cansancio excesivo. Todas las discusiones sobre el agotamiento demuestran que hay un montón de gente que no puede cuidar su bienestar de manera apropiada.

Conclusión:

La gente busca la felicidad en el trabajo y en su vida privada. Si ama lo que hace, también es más feliz en su vida privada. Los trabajadores felices están más comprometidos y son más productivos, lo cual es importante para las organizaciones. Las empresas no pueden influenciar si las personas han elegido la profesión correcta o si en última instancia disfrutan lo que están haciendo, pero pueden crear el marco para garantizar que las personas se sientan apreciadas, tengan trabajos lo suficientemente interesantes, y que ofrezcan un buen clima de trabajo.

Cómo pueden contribuir los gerentes a la felicidad en el trabajo:

– Aprecie el trabajo de los miembros de su equipo. ¡Elógielos!
– Construya una relación de confianza conociendo a su gente a un nivel más personal.
– Anime a la gente a desarrollarse más, ofreciendo programas de formación adecuados.
– Deje que la gente trabaje de manera independiente. ¡Deles la libertad de encontrar sus
propias soluciones a los problemas!
– Cuando tenga una vacante, verifique que el candidato se adapte a la cultura de su empresa.

 Cómo pueden los empleados aumentar su propia felicidad:
– Al final de cada día de trabajo, escriba tres cosas que le hayan hecho feliz.
– Evite las habladurías y la gente negativa. Busque colegas con los que se sienta a gusto y
disfrute de su tiempo con ellos.
– Solo asuma compromisos que puede cumplir: si su carga de trabajo es excesiva, pida ayuda.
– Hágase cargo de su crecimiento profesional. Tiene mucho que ganar del crecimiento y mucho
que perder si se queda estancado.