4 Habilidades esenciales de gestión y liderazgo para nuevos gerentes y supervisores – Conviértete en un gran líder, en quien los directores confían y los colaboradores admiran

C7 - 4 Essential Management and Leadership Skills for New Managers and Supervisors to Help You Become a Great Leader That the Board Trusts and Employees Admire

Como probablemente has notado, hay muchos cambios que ocurren cuando pasas de ser “uno de los compañeros” a una posición de autoridad. Y uno de los cambios más importantes es que, quizás te hayas habituado a comunicarte ‘hacia arriba’ con tu gerente o director, y ahora te encuentras en una posición de ‘intermediario’ en el que no sólo requieres comunicarte “hacia arriba”, sino que también requieres comunicarte “hacia abajo” con tu equipo. Si no te sientes seguro de tus habilidades de management, ten la seguridad de que no está solo. Deloitte informa que solamente un tercio de los nuevos gerentes se sienten preparados para un puesto de liderazgo.

Para convertirse en un gran líder, alguien que se siente seguro al realizar una presentación en la junta directiva y alguien a quien los colaboradores admiran, la clave es recordar que las habilidades que te llevaron “aquí” no te llevarán “allá”. Debes asegurarte de tener buenas habilidades de gestión, pero toma en cuenta que las habilidades de gestión y liderazgo para un gerente o supervisor nuevo son bastante diferentes a las habilidades que requiere un líder establecido. Esto se debe a que las acciones de un nuevo líder (o la falta de ellas) serán visibles, todos los ojos estarán puestos en él/ella, por lo que estas habilidades de gestión y liderazgo de los nuevos gerentes y supervisores realmente deben tener un impacto.

Entonces, ¿cuáles son las mejores habilidades de gestión y liderazgo para los nuevos gerentes y supervisores, y cómo pueden estas habilidades impresionar a la junta directiva mientras nutren al equipo?

Habilidad de confianza

Para que un equipo se integre realmente a los cambios que se están produciendo en la organización, un líder nuevo debe mostrar desde el principio que el desarrollo del equipo es una prioridad.

Lamentablemente, se informa que sólo el 40% de los miembros del equipo sienten que sus líderes comprenden las mejores formas de desarrollar sus habilidades dentro del puesto. Lo que se ve típicamente es que los gerentes nuevos intentan desarrollar a su equipo a través de una supervisión constante y un enfoque “siempre activo”.

Sin embargo, Jaime Roca, líder de práctica de RH de Gartner, señala que los líderes que brindan retroalimentación continua pueden reducir el desempeño hasta en un 8%. Afirma que “el gerente siempre activo a menudo proporciona comentarios equivocados, irrelevantes o excesivos”, lo que dificulta el desarrollo. Como líder nuevo, es importante comprender cuándo tu equipo necesita que ser liderado y cuándo necesita que se les permita continuar con sus propias tareas. En este punto, es invaluable realizar un análisis de la brecha de habilidades.

Habilidades de coaching

Al pasar a una posición gerencial, el desacreditado estilo de gestión directiva puede ser lo único que conozcas. Este estilo implica mucha comunicación con estilo de dar órdenes, como “Necesito esto para el viernes”. Sin embargo, las habilidades directivas pueden ser perjudiciales para el éxito, según Katy Tynan, analista principal de Forrester, dice que “muchas organizaciones dedican muy poco o ningún tiempo a enseñar a sus líderes cómo ser buenos coaches”.

Tynan cree que adaptar el estilo de comunicación es un componente clave para desarrollar una sólida habilidad de coaching, por ejemplo, “¿por qué no me lo entregas el viernes?”. Esta habilidad puede ayudar a los nuevos gerentes a darse cuenta de que su función no es dirigir a un colaborador, sino guiar la experiencia general del colaborador en la dirección correcta. Los efectos de los estilos de liderazgo sobre la motivación y el desempeño del equipo están bien sustentados. Facilitar una relación bidireccional, no sólo beneficiará al colaborador, sino también a ti como líder.

Desarrollar relaciones humanas

Hasta ahora, las habilidades de gestión y liderazgo para nuevos gerentes y supervisores que hemos analizado se han centrado en lograr que los colaboradores confíen en su nuevo gerente. Sin embargo, estas habilidades también pueden ser fundamentales para ganarse la confianza de la junta directiva. Después de todo, hacer que tu equipo esté de acuerdo con tu enfoque es el secreto para generar impacto, y lo que tus superiores esperan ver de ti es precisamente impacto.

Como gerente nuevo, es posible que sientas la presión de generar impacto a través de la productividad; a través de datos y cifras sólidos y probados que puedas transmitir a la junta directiva. Es posible que tengas la tentación de pasar por alto aspectos como los chats sociales, los descansos, los períodos de descanso y la diversión; ya que no generan un impacto directo. Pero sí suman; te ayudan a crear el tipo de equipo que siempre has imaginado y mostrar a la junta directiva que tienes un equipo que cumple.

Hacer una transición exitosa

Pasar a un puesto directivo rara vez es fácil y libre estrés. Naturalmente, existen muchos desafíos que vienen con la reestructuración organizacional y la promoción de los colaboradores.

Sin embargo, tomarse el tiempo para comprender mejor las habilidades de gestión y liderazgo más efectivas para los nuevos gerentes y supervisores puede aumentar significativamente las posibilidades de éxito. Según una investigación de McKinsey, los líderes que realizan una transición exitosa a sus nuevos roles generan un 90% más de posibilidades de que sus equipos alcancen sus objetivos de desempeño de 3 años. Ser un líder nuevo puede ser estresante, pero la verdad es que no es necesario que lo enfrentes solo. La capacitación en liderazgo puede brindarte las habilidades y la comprensión que necesitas para guiar a tu equipo hacia el éxito y asombrar a los ejecutivos del comité.