El poder del ser

Basado en una entrevista con María Teresa Alonso Jaén

Ser frente a hacer

Si quieres tener buenos resultados tienes que SER, no solo HACER.
Es una lección difícil de aplicar en el momento actual, pero el riesgo es perderlo todo. No puedes comprometerte en cuerpo y alma mientras persigues todas las tareas de tu lista.

Los tiempos difíciles no son una excusa.Es cuestión de distanciarse del caos de la vida diaria y conseguir una perspectiva más amplia. Esta es la forma en la que traduce la complejidad de la situación económica en una visión prometedora: “Es como la naturaleza: miras un arbusto de cerca y puede que parezca un desastre, pero cuando das dos pasos hacia atrás, todo parece estar en su lugar y tiene sentido. Es posible que te disgustes al ver una rama rota, pero esto significa que hay espacio y energía para las nuevas”. Es una cuestión de perspectiva y de comprender el entorno en su totalidad.

Ser en tiempos de crisis

La palabra “crisis” se usa casi siempre con connotaciones negativas, pero su origen revela una interpretación positiva: una situación en la que las posibilidades de un cambio a mejor son iguales que las de un cambio a peor.

Es nuestra interpretación la que se centra en el statu quo negativo en lugar de en la promesa de un resultado mejor, impulsado e influenciado por nuestra mentalidad, nuestras creencias y, por consiguiente, por nuestras decisiones.

Solo si nos ajustamos plenamente a nosotros mismos generaremos el efecto deseado porque nuestra transparencia e integridad garantizarán que nuestra gente confía en nosotros y que desean aceptar una visión compartida con nosotros. El desacuerdo no se tratará como un conflicto predeterminado sin salida, sino como un intercambio constructivo basado en la estima y el respeto.

Libertad para ser tu mismo…

La presión externa puede empujarnos a tomar decisiones que normalmente no tomaríamos.
Nuestros cerebros pueden estar muy preparados para el autoengaño y para convencer a otros sobre nuestras opciones, incluso aunque sepamos que no se ajustan realmente a nuestras convicciones.

La lealtad a nuestras creencias es una buena práctica que hay que recordar, independientemente de las circunstancias y los resultados. Incluso cuando nos ciegan las condiciones externas, nuestras condiciones internas serán como una brújula que nos guía en una tormenta, como un puerto seguro para nosotros y para los que confían en nosotros.

… y para expresar tu pasión

La energía y la conexión contigo y con otros se traducen en pasión y, por lo tanto, en alegría de ser y hacer.
El trabajo no tiene por qué ser como una fotografía en blanco y negro: puedes introducir colores e improvisar, siempre y cuando tu comportamiento esté guiado por la preparación y los valores auténticos.

 

Es la esencia de SER en ACCIÓN.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s