¿Cómo evaluar el trabajo remoto?

Evaluar a los empleados no es fácil. Incluso cuando existe un sistema de medición de su desempeño hay lugar para la subjetividad, pero evaluar a quienes trabajan fuera de las oficinas puede ser un reto aún mayor.

No trabajar en la misma oficina hace difícil observar de manera cercana el comportamiento o juzgar el desempeño.  Entonces, ¿qué es lo que los jefes deberían considerar al evaluar a el trabajo remoto?  Aquí algunas recomendaciones:

  1. No dejar de tomar en cuenta el comportamiento.  Puede darse la tentación de enfocarse sólo en los resultados. Sin embargo, éstos pueden conseguirse a través de comportamientos injustos o que rompen las reglas… y justo esto es algo que no se tiene que premiar.  Teniendo esto en consideración, habría que definir criterios que puedan ayudar a también evaluar comportamientos (por ejemplo: nivel de cooperación, gestión de conflictos, estabilidad mental, etc.).  También se puede preguntar a los mismos trabajadores qué es lo que consideran que puede ser útil para su evaluación.  Una vez que se haya definido el criterio, éste se deberá aplicar a todos los miembros de los equipos.
  2. Obtener feedback de muchas personas.  El éxito de un equipo depende de qué tan buenos sean trabajando todos juntos (y también con otros compañeros).  Esta es la razón por la que la contribución de un empleado a la atmósfera del equipo tiene que ser parte de la evaluación. Por esta razón, no hay que enfocarse sólo en la relación con el empleado, sino ampliar la perspectiva invitando a más personas a dar feedback.
  3. Reaccionar rápidamente ante una caída del desempeño.  Si se hace notorio que un trabajador remoto no está progresando adecuadamente en sus proyectos o que evita compartir información, entonces es tiempo de reaccionar.  Lo mejor es tener una conversación cara a cara y dejarle claro que no está cumpliendo las expectativas. También se trata de una oportunidad para el empleado para reaccionar ante de que sea demasiado tarde. Esto también es importante para el resto del equipo, quienes pueden frustrarse fácilmente al ver el mal desempeño de su compañero.  Lo mejor es no esperar, sino reaccionar en tiempo real.

 

¿Se te ocurre alguna recomendación más?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s